La nueva forma de emprender

Damos inicio a este blog con una breve reflexión sobre la forma en que ha cambiado la concepción que los ciudadanos tenemos de la empresa y de cómo afecta a nuestra sociedad.

< Volver al blog

A pesar de que las grandes fortunas son las que ponen y quitan gobiernos, las grandes multinacionales presionan a las administraciones públicas y que son los directivos de las grandes empresas los que hacen las valoraciones sobre reformas laborales o crecimiento económico de las que se hacen eco los medios de comunicación lo cierto es que son las pequeñas y medianas empresas las que generan más riqueza y más empleo en nuestro país. Siendo algo más precisos podemos decir que aproximadamente la mitad del empleo de España lo generan empresas de menos de cincuenta trabajadores y tres cuartas partes del empleo esta generado por empresas de menos de doscientos cincuenta trabajadores (datos de Eurostat y estudios del Observatorio Abaco).

Hoy en día los medios que las redes ponen al alcance de cualquier empresa le permiten competir en una situacion casi de igualdad con las más grandes y es la innovación y la creatividad los valores que más influyen en nuestra competitividad on line, factores que no siempre se pueden comprar. Por otra parte la flexibilidad de la pequeña empresa le permite adaptarse más facilmente a las nuevas formas de hacer negocio.


Ya empiezan a sernos familiares conceptos como emprendedor, startup, e-commerce… la realidad es que cuatro amigos podrán echarse a andar y recorrer un camino, pero un ejército requerirá toda una prole de suministros e infraestructuras. No serán las empresas que cotizan en el IBEX 35 las que definan los nuevos modelos de negocio, más bien serán empresas que hoy en día se están fraguando bajo el calor de un flexo en un apartamento o en una mesa de trabajo en un garaje.


La situación de crisis que, a pesar de las optimistas ruedas de prensa de nuestros gobernantes, seguimos viviendo ha resultado un revulsivo para muchas personas que ya, no tan motivadas por su espíritu emprendedor como por la carestía de empleo se han lanzado a hacer de la necesidad una virtud y de esta situación una oportunidad.

< Volver al blog